«

»

May 13

El delicioso pincho de Traspinedo

Había comido lechazo asado en muchos de los asadores castellanos tanto en Segovia, Burgos o la propia Valladolid. Esta delicatessen apta para los carnívoros de fino paladar entre los que me incluyo es uno de esos monumentos gastronómicos de nuestro país. Lo que nunca había probado es la manera en que lo preparan en Traspinedo, ya que trocean el lechazo y lo encajan en pinchos que se brasean delicadamente con el sarmiento de la leña. En los asadores de este y otros pueblos vallisoletanos preparan esta auténtica delicia, aunque es cierto que el origen y el lugar más indicado para probar el pincho de Traspinedo es, obviamente, Traspinedo, situado a apenas 6 kilómetros de Pucela.

Pinchos de Traspinedo

En el Mesón Los doce arcos (C/ Arboleda 8) nos prepararon una cena a base de pinchos que de tiernos que eran se derretían en la boca. Y es que no se puede negar que el lechazo, que es el cordero de oveja churra que sólo ha tomado leche en su primer mes, tiene a la brasa un sabor que se sale de lo normal. Si lo mezclamos con un aperitivo de espárragos de Tudela de Duero y con una ración de morcilla no existe comensal alguno que se quiera mover de la mesa durante horas…

Pincho de Traspinedo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>